Es un procedimiento que lo realiza nuestro anestesista mediante la administración intravenosa de diferentes fármacos para inducir al paciente al sueño anestésico y fisiológico. Este estado permite al paciente respirar de forma independiente y mantener sus reflejos motores por lo que es capaz de responder a órdenes y estímulos auditivos facilitando al odontólogo poder hacer procedimientos quirúrgicos largos sin tener al paciente incomodo o ansioso.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted