La odontología conservadora se encarga de estudiar y poner en práctica todos los procedimientos terapéuticos con objeto de, como su nombre indica, conservar los dientes enfermos. La caries dental es una enfermedad infecciosa multifactorial, que casi todos padecemos en mayor o menor grado, la acción de ciertos microorganismos y la concurrencia de ciertas circunstancias producen una desmineralización lenta y progresiva de los tejidos duros del diente. Cuando se deja que la caries dental evolucione, termina afectando a la pulpa dental, (por lo que es necesario practicar una endodoncia en la pieza). La acción de los microorganismos son responsables de la infección e inflamación de aquella- pulpitis dentaria-, cuyo síntoma principal es un agudo dolor dentario. La evolución de esta inflamación de la pulpa termina en la necrosis o muerte de esta. El paso siguiente puede ser la infección de los tejidos que rodean y sirven de sostén a diente, la llamada periodontitis.
Dicho todo esto, la odontología conservadora, se encarga, en unas ocasiones, de restaurar la cavidad de la caries y, en otras, de curar las consecuencias de la inflamación de la pulpa. 

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted